En los últimos años, todos nos hemos acostumbrado a utilizar buscadores de rutas GPS como Google Maps, TomTom y Waze. Estas aplicaciones súper útiles nos permiten caminar, andar en bicicleta y conducir a nuestros destinos elegidos siguiendo las rutas más cortas, rápidas o incluso más pintorescas.

Pero piensa por un momento en lo inútiles que serían estas aplicaciones si no eligieras un destino.

De repente, la impresionante tecnología se detendría. Sin destino, las aplicaciones no podrían crear una ruta y no podrían brindarte ninguna ayuda.

¿Qué te dice esto?

Tener un destino es de vital importancia.

Y es igual en todas las áreas de la vida. Si no sabes adónde vas, es probable que no vayas a ninguna parte.

Es por eso que debes de tener metas en la vida, objetivos específicos a los que apuntar. Estas son cosas que te darán energía y te motivarán a seguir avanzando.

Veamos ahora exactamente qué son las metas de la vida y cómo puedes crearlas y ponerlas en marcha.

 

 

¿Qué son las metas de la vida?

Los objetivos de la vida son como su nombre indica: Objetivos que pueden desempeñar un papel importante en la configuración de tu vida.

Algunos ejemplos de metas de vida incluyen:

  • Ponerse en forma
  • Construir un círculo de amigos solidarios
  • Convertirse en un líder de pensamiento
  • Aprender un nuevo idioma
  • Escribir un libro
  • Estar libre de deudas
  • Emprender un nuevo pasatiempo que disfrutarás por el resto de tu vida.

Por supuesto, no hay límites para los objetivos de vida que puedas elegir. Todos tenemos nuestras experiencias y habilidades únicas, por lo que lo que funciona para ti puede no funcionar para otra persona.

Elegir tus metas

El truco para elegir los objetivos de la vida es dedicar un tiempo a examinar todas las áreas de la vida. Como por ejemplo:

1. Salud física

Si tu salud está por debajo de la media, tu energía y tu impulso también se verán afectados.

Esto dificultará tu capacidad para lograr tus objetivos. Sin embargo, la buena noticia es que a través de cambios simples, como mejorar tu dieta y hacer más ejercicio, puedes transformar tu salud.

Los objetivos a considerar en este aspecto de la vida son:

Perder peso
Aumentar músculo
Mejorar la resistencia
Aprender a relajarse

2. La familia y las relaciones

Nuestro éxito y bienestar dependen en gran medida de nuestras relaciones. Las personas negativas pueden desviarlo, mientras que las personas positivas pueden ayudarte y apoyarte durante toda tu vida.

También es importante que tengas una pareja o un amigo cercano con quien puedas compartir tus miedos, sueños y metas.

Los objetivos a considerar en este aspecto de la vida son:

Pasar menos tiempo con personas negativas
Pasar más tiempo con personas positivas
Estar agradecido por tus relaciones amorosas y de apoyo.
Ampliando tu círculo de amigos para incrementar tu influencia

 

3. Prosperidad laboral y profesional

¿Quién no quiere un trabajo o una carrera gratificante? Sin embargo, muchas personas no tienen estas cosas.

Se sienten miserables en el trabajo todos los días. Pero la vida no tiene por qué ser así. Puedes liberarte de esta trampa estableciendo objetivos claros y realistas.

Los objetivos a considerar en este aspecto de la vida son:

Promocionarte
Cambiar carrera
Montar tu propio negocio

 

4. Satisfacción con el dinero y la riqueza

No tener suficiente dinero para hacer las cosas que quiers hacer es frustrante, pero para algunas personas es aún peor: tienen deudas que siguen aumentando cada mes.

Claramente, la administración del dinero es una habilidad vital y una que realmente debería enseñarse en nuestras escuelas.

Sin embargo, nunca es demasiado tarde para poner en orden tus finanzas. Tu enfoque debe estar en ofrecer un servicio al mundo. Si es algo que la gente necesita, debes cobrarlo de manera justa y disfrutar de las recompensas.

Los objetivos a considerar en este aspecto de la vida son:

Convertirse en un maestro de la gestión del dinero
Pagar tus deudas
Encontrar formas de ganar más
Aprender a invertir tus ingresos adicionales

5. Bienestar espiritual

Mucha gente se consuela al creer en un poder superior a ellos mismos. Les permite ser humildes y mantener sus vidas en perspectiva. También les ofrece fuerza en momentos de dificultad.

En mi experiencia, el bienestar espiritual definitivamente te ayudará con tu bienestar físico, emocional y mental.

Los objetivos a considerar en este aspecto de la vida son:

Aprender a meditar
Unirse a un grupo espiritual
Leer (y contemplar) libros clásicos religiosos y filosóficos

 

 

6. Fuerza mental

Si tu mente es débil, también serás de voluntad débil.

Esto significa que te resultará difícil lograr las cosas que deseas lograr. Pero si puedes desarrollar la fortaleza mental, entonces tendrás concentración, impulso y convicción.

Los objetivos a considerar en este aspecto de la vida son:

Construir nuevos hábitos
Desarrollar tus habilidades y conocimientos
Jugar juegos como Sudoku y ajedrez
Ir más allá de tu zona de confort

Te sugiero que te tomes mucho tiempo para pensar en los seis aspectos de la vida. Concéntrate en las áreas en las que eres más débil y conviértelas en tu punto fuerte.

Por ejemplo, si tu salud te está frenando, establece objetivos que te revitalicen. Estos pueden incluir cosas como: levantarse temprano, reducir la cafeína y el azúcar, y salir a caminar, correr o andar en bicicleta todos los días. (Idealmente, podrías establecer una meta para hacer todas estas cosas).

Poner en práctica los objetivos de la vida

Por supuesto, no es suficiente elegir algunas metas que te gustaría alcanzar en tu vida, ¡también necesitas hacer un plan para lograrlas!

Mi recomendación es que elijas solo dos o tres metas pequeñas para empezar. Establece una fecha para lograrlos y luego escribe los pasos necesarios que deberás seguir para hacer realidad los objetivos.

Por ejemplo, si has perdido el “hábito de la lectura” pero te gustaría reavivarlo, podrías fijarte la meta de leer un libro por mes. Los pasos para lograrlo serían:

  • Eligir un libro que te gustaría leer
  • Comprar o prestar el libro de una biblioteca
  • Comprueba la cantidad de páginas que tiene el libro
  • Calcula cuánto tiempo te llevará a leer cada página
  • Calcula cuánto tiempo te llevará a leer todo el libro
  • Una vez que sepas cuántas horas te llevará completar el libro, será sencillo planificar cuántas veces a la semana debes reservar para leer y cuánto tiempo debe durar cada sesión de lectura.

Si ha pasado un tiempo desde que leíste un libro, entonces el primer mes puede ser difícil para ti. Pero después de eso, comenzarás a desarrollar el hábito y no tendrás problemas para leer uno o más libros por mes.

Si lo tuyo son los títulos de no ficción, podrás aprender muchísimo en el transcurso de un año. Si lo tuyo son los títulos de ficción, ¡imagina los viajes que emprenderás!

Cuando logres tus metas más pequeñas, estarás listo para elegir metas más grandes y sustanciales.

El secreto detrás de poder lograr grandes objetivos es dividirlos en trozos pequeños. Esto hará que los objetivos sean más fáciles de lograr, ya que tendrá pasos claros que te llevarán hasta el final.

Además, en cualquier momento, podrás ver qué tan lejos estás del camino.

 

Conclusión

Si no logras tener metas en la vida, probablemente fracasarás en la vida.

Es una gran diferencia entre simplemente esperar que algo bueno suceda y tener una idea clara de lo que deseas y luego tomar medidas definitivas para conseguirlo.

Una vez puestos en acción, los objetivos de la vida transformarán tu existencia. Serás más feliz, saludable y exitoso.

Ahora, solo necesitas empezar. Como dijo una vez Lao Tse:

“Un viaje de mil millas comienza con un solo paso”.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí